El blend es la mezcla

Existen más de 60 variedades botánicas de café, aunque las más comercializadas son la arábica y la robusta. Mezclar diferentes orígenes de café es todo un arte, pues se deben de tener en cuenta el origen, la variedad y la calidad de cada café para conseguir la mezcla perfecta. Como distribuidor de café, en Marcilla, te ofrecemos 6 Blends Profesionales para que elijas qué sabor deseas para tu espresso.

Descubre cuál es nuestra gama de Marcilla Professional Espresso.

El molino

Para obtener el sabor del perfecto espresso, es esencial controlar la tolva y el molido. En la tolva del molino se debe colocar la cantidad de café en grano que se va a utilizar durante el día. Es importante que el grano sea fresco y que esté bien conservado. Sigue estos consejos y ganarás en calidad y rentabilidad para tu negocio. Como especialistas distribuidores de café recomendamos que el café esté recién molido para preservar todo su aroma en la taza.

La máquina

Como especialistas distribuidores de café te damos algunos consejos para el correcto uso de tu máquina de café. Temperatura, presión y cantidad de agua son los factores que deberías controlar en tu máquina para crear un perfecto espresso.

  • Temperatura del agua: 90ºC 
  • Presión de la bomba: 9 bares 
  • Cantidad de agua: 30 ml 

Una vez seguidos estos parámetros, el agua está en el estado perfecto para pasar a través de la pastilla compacta de café. En este proceso, los aceites del café se emulsionan y forman una crema esponjosa de color avellana, haciendo del espresso una experiencia única. Algo que sin duda agradecerán tus clientes.

La mano del barista

Es lo que le da personalidad a cada espresso. Por eso, ningún café es igual a otro. Cada mano es diferente, cada barista profesional tiene su técnica, su toque, su arte para transformar el café en una verdadera experiencia. El barista es ese profesional que promueve la cultura del café, informa a los más curiosos y satisface el gusto y el olfato de todo aquel que aprecia un buen espresso.

El mantenimiento

Es un proceso que puede delatar al barista que no cuida su equipo correctamente. No olvides que tu negocio depende de ello. ¿Qué ocurriría si tu máquina se estropeara en pleno servicio de desayunos?

Mantén el molino siempre limpio: los aceites quedan impregnados en la tolva y provocan que el café se enrancie. El molino se tiene que limpiar al menos una vez por semana con jabón neutro y, después, secarlo bien. Por último, utiliza un pincel para eliminar los restos de café del dosificador. Aunque parezca un detalle sin importancia, un molino limpio es parte de ese espresso de calidad.

Tu máquina…siempre a punto. La limpieza diaria de todos los componentes de la máquina debería ser obligatoria. Su imagen tiene que ser tu mejor arma. Una máquina descuidada provoca sensaciones negativas en el cliente. Desde Marcilla, especialistas distribuidores de café, realizamos visitas de mantenimiento preventivo con el fin de evitar averías y revisar los filtros. En caso de avería, tu máquina será reparada en 24h.